En el año 1954 se estrenaba en Estados Unidos la película “El motín del Caine” (The Caine Mutiny) dirigida por Edward Dmytryk basada en el libro del mismo nombre del escritor Herman Wouk y ganador del premio Pulitzer en 1951. Estaba interpretada por Humphrey Bogart, José Ferrer, Van Johnson y Fred MacMurray entre otros. La cinta fue candidata a siete Oscars de la Academia por mejor película, guion, actor, actor de reparto, montaje, música y sonido. Además de dos nominaciones a los premios BAFTA de 1954 por mejor película y mejor actor extranjero.

Motin del Caine pelicula

El argumento de la película se desarrolla a bordo del dragaminas USS Caine de la Armada de los Estados Unidos (US Navy) al mando del teniente comandante Philip Francis Queeg (Humphrey Bogart), un rígido y disciplinado oficial. El resto de oficiales y tripulación en cambio son todo lo opuesto a su comandante, mas aun cuando el nuevo comandante impone nuevas normas y rígidos ejercicios para adiestrar a la tripulación. Toda la tensión se desencadena en el momento de enfrentarse a una tormenta, la tripulación duda del buen juicio y hacer de su comandante y acaban por amotinarse, resultando en un consejo de guerra al llegar a puerto.

Para la filmación de la película se utilizaron dos destructores, el primero que interpretaría al USS Caine fue el USS Thompson (DD-627) de la clase Gleaves que posteriormente también fue utilizado como dragaminas, y el USS Richard B. Anderson (DD-786) de la clase Gearing que interpreta al nuevo buque del capitán Queeg.

USS_Thompson
El destructor USS Thompson sería el encargado de interpretar el papel del USS Caine

La tormenta perfecta

En el contexto histórico parece que si hubo un USS Caine pero evidentemente con otro nombre y también hubo una tormenta aunque el resultado no fue tan amable. El escritor Herman Wouk basó su novela el Motín del Caine en sus experiencias en la Armada norteamericana, en la que se enroló después del ataque a Pearl Harbor sirviendo en el escenario del Pacífico. Wouk estuvo embarcado en dos dragaminas los USS Southard (DMS-10) y USS Zane (DMS-14).

Southard_Zane_compo
Destructores USS Southard DD-207 y USS Zane DD-337 de la clase Clemson que serían utilizados como dragaminas

La historia real empieza el 14 de diciembre de 1944 cuando sobre la zona del Mar de Filipinas se formó un ciclón tropical al que llamaron Tifón Cobra o Tifón de Halsey. En la zona estaba operando a 480 kilómetros al este de Luzón la Task Force 38 (o Fuerza de Tareas) de la Armada de los Estados Unidos al mando del almirante William “bull” Halsey. Dicha Task Force la componían siete portaaviones, seis portaaviones ligeros, ocho acorazados, quince cruceros y alrededor de cincuenta destructores.

Almirante Halsey
Almirante William “bull” Halsey

Dicha Task Force había estado realizando acciones de ataque desde sus portaaviones a aeródromos japoneses en Filipinas y a pesar del mal tiempo la flota estuvo navegando con total normalidad. No obstante las condiciones meteorológicas empeoraron rápidamente y Halsey se adentró en una tormenta que se convirtió en un tifón. Los vientos del tifón Cobra golpearon a los barcos de la Task Force 38 a 160 km/h con rachas de 220 km/h provocando grandes olas, resultando con la perdida de tres destructores, 146 aviones y 790 hombres, además de sufrir cuantiosos daños el resto de la flota.

Typhoon_Cobra,_18_December_1944_east_of_Luzon
Imagen de radar del tifón Cobra

Uno de los destructores hundidos fue el USS Hull (DD-350), el buque luchó contra el tifón durante horas con escoras de 80 y 100 grados, ante la imposibilidad del comandante James A. Marks de controlar el navío la tripulación intentó que su segundo oficial (oficial ejecutivo en la US Navy) tomara el control de la nave para intentar salir de esa situación pero su segundo se negó a relevar al comandante aduciendo que en la Armada de los Estados Unidos jamás había habido un motín y que él no iba a iniciar ninguno. Finalmente con la imposibilidad de obtener proa a las olas y ante la negativa del comandante de cambiar el rumbo las inundaciones hicieron imposible la navegación provocando del hundimiento del USS Hull.

USS_Hull
Uno de los destructores perdidos fue el USS Hull de la clase Farragut

Al rescate acudió el destructor USS Tabberer (DE-418) y con la colaboración de otros buques lograron salvar la vida de 7 oficiales incluido el comandante y 55 marineros, muriendo 11 oficiales y 191 miembros de la tripulación. Una investigación posterior concluyó que el almirante Halsey erró al enviar a la flota a través del tifón, aunque no se le sancionó. Los otros dos buques hundidos fueron el USS Monaghan (DD-354) que zozobró y se hundió con 256 hombres a bordo y sólo hubo 6 supervivientes, y el USS Spence (DD-512) al que se le bloqueó el timón zozobrando con 317 tripulantes a bordo y sólo 23 supervivientes. La lista de buques dañados durante el tifón es larga, destacan los daños que del portaaviones ligero USS Monterey (CVL-26) que sufrió varios incendios en el hangar al desengancharse los aviones de sus anclajes, a bordo navegaba un joven Gerald Ford que estuvo a punto de perder la vida.

Air War over the Pacific by Robert C.Stern_Navsource
Estado en el que quedó un torpedero TBM-1C Avenger en el interior del hangar del USS Monterey (Navsource)

Otro portaaviones de las mismas características era el USS Cowpens (CVL-25) al que se le abrieron las compuertas del hangar entrando el agua en su interior y ocasionando graves daños, además perdieron a un tripulante.

USS_Cowpens_(CVL-25)_during_Typhoon_Cobra
Detalle del portaaviones USS Cowpens con una importante escora

Y tampoco se libraron grandes gigantes de la flota como el acorazado USS Iowa (BB-61), la fuerza del mar le dobló un eje de la hélice y perdió un hidroavión.

El complejo rescate

El rescate de los supervivientes se retrasó durante días debido a la dispersión de la flota, uno de los protagonistas en la búsqueda de náufragos fue el dañado USS Tabberer (DE-418).

USS_Tabberer
El destructor de escolta USS Tabberer de la clase John C. Butler tuvo más suerte y ayudó en las tareas de búsqueda y rescate de supervivientes

Este destructor de escolta desoyó las órdenes de Halsey no por insubordinación, sino porque durante la tormenta perdió el mástil y sus antenas de comunicación. Gracias a eso pudo localizar un marinero del USS Hull y rápidamente se puso a buscar a más supervivientes. En los dos siguientes días rescató a otros 55 supervivientes del USS Hull y el USS Spence (DD-512) hasta que fue relevado. El comandante del USS Tabberer recibió fue condecorado con Legión del Mérito y su tripulación con la mención de la Unidad de la Armada (Navy Unit Commendation).

 

US Navy torrotito