Navy Seals caratulaDurante el verano de 1990 se estrenaba a nivel mundial una nueva película bélica llamada “Navy Seals” que en España recibiría el nombre de “Navy Seals: Comando Especial”. La producción estaba dirigida por Lewis Teague y su historia fue escrita por los guionistas Chuck Pfarrer y Gary Goldman. Los protagonistas son un grupo de operaciones especiales de la Armada norteamericana interpretados por los actores Charlie Sheen, Michael Biehn, Rick Rossovich, Cyril O’Reilly, Bill Paxton, Dennis Haysbert, Paul Sanchez y Joanne Whalley entre otros. El filme narra la acción de este comando cuya misión es la de perseguir y capturar a un grupo terrorista denominado Al Shuhada y evitar que utilicen unos misiles que han llegado a su poder.

La película fue filmada en parte en los Estados Unidos y en España, destacando las localidades españolas de Algeciras, Almería, Cádiz, Cartagena y Rota en donde se grabaron las escenas más importantes.

La producción, aunque estuvo inspirada en algunas de las experiencias vividas por el guionista y antiguo miembro de los Seals Chuck Pfarrer que además se marca un breve cameo, no destacó por ser una de las películas bélicas más espectaculares del año pero si tenía un aliciente que la hacía, y sigue haciéndolo, interesante. Este ingrediente extra utilizado fueron sus medios navales y aéreos utilizados, que con alguna excepción, eran las aeronaves, buques y personal de la Armada Española.

Los Navy Seals

Los SEALS o Navy Seals son un grupo de operaciones especiales creado en 1962 a petición del presidente John F. Kennedy después del desastre de bahía Cochinos. Están integrados dentro del  Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos y dependen directamente del Mando de Guerra Naval Especial.

Seal Team
El acrónimo SEAL proviene de las palabras Sea Air & Land

Sus operaciones son completamente confidenciales y están especializados en todo tipo de misiones, las más habituales son las de reconocimiento, rescate de rehenes, contraterrorismo, guerra de guerrillas, operaciones clandestinas, etc …

En sus prácticamente sesenta años de historia han participado en todos los conflictos en los que se ha enfrentado el ejército norteamericano, comenzando por Vietnam como su bautizo de fuego y siguiendo sus actividades en Grenada, la guerra de Irán-Iraq, Panamá, la Guerra del Golfo de 1990, Somalia y Afganistán, la invasión de Iraq de 2003, durante la Operación Libertad Duradera y de nuevo en Iraq durante la Operación Resolución Inherente en 2014, por citar algunas.

Unos barcos de película

Los Seals liderados por el teniente James Curran (Michael Biehn) utilizan diversos buques y medios aéreos norteamericanos para ser introducidos en territorio enemigo, así como para ser recuperados y llevados a casa. Estos buques son dos portaaviones norteamericanos, el primero es el USS Forrestal (CV-59) y el segundo el USS Coral Sea (CV-43); también para sus incursiones utilizan un submarino de la US Navy no identificado y distintos helicópteros.

Los portaaviones figurantes

Ambos portaaviones representan el fin y el inicio de una nueva era en la construcción de estos buques. Por un lado el USS Coral Sea pertenecía a la clase Midway, la construcción de esta serie se aprobó poco antes del fin de la Segunda Guerra Mundial con un total de tres portaaviones encargados los: USS Midway (CV-41), USS Franklin D. Roosevelt (CV-42) y USS Coral Sea (CV-43). La clase Midway venía a mejorar a la anterior serie de la clase Essex, estos últimos tenían un mayor desplazamiento, 45.000  toneladas de los Midway frente a las 36.900 de la Essex, podían transportar y operar con más aviones, hasta 130 durante la guerra y entre 60 a 70 después de la modernización, y su diseño fue el paso previo a los modernos portaaviones.

Dejando de lado las posteriores modernizaciones de los portaaviones de la clase Midway y Essex para adecuarlos a las nuevas tácticas de guerra más modernas, a partir de mediados de los años ’50 aparecería una nueva clase de portaaviones que revolucionaria a la US Navy hasta al día de hoy, esta sería la clase Forrestal.

Su desplazamiento a plena carga doblaría a la clase Midway, su eslora era similar con unos 300 metros y a pesar de disponer aun de propulsión convencional eran capaces de dar 33 nudos de velocidad y podían embarcar hasta 85 aviones y helicópteros de distintos tipos. Cuatro fueron los portaaviones construidos entre 1951 a 1959, estos serían los USS Forrestal (CV-59), USS Saratoga (CV-60), USS Ranger (CV-61) y USS Independence (CV-62).

USS Forrestal 01
Portaaviones USS Forrestal (Orion Pictures)

Del éxito de esta clase se construirían otros dos que mejorarían sus capacidades dando lugar a una sub clase con nombre propio la Kitty Hawk que a su vez generaría una nueva sub clase, la John F. Kennedy de una sola unidad, todos estos portaaviones se basarían en el diseño original de la clase Forrestal.

El portaaviones real

Ambos buques intervienen muy poco en la película, tan sólo un par de imágenes en movimiento desde su exterior, sin embargo un ojo experto puede observar que hay algo que no es del todo correcto. Como he comentado anteriormente la Armada Española cooperó en la filmación de la película con todos los medios que necesitara el director Lewis Teague y los medios de la Armada eran los ideales ya que las Fuerzas Armadas españolas tienen operativo material militar de origen norteamericano.

El portaaviones seleccionado para emular al USS Forrestal y USS Coral Sea fue el entonces recién estrenado Príncipe de Asturias (R-11), se intentó por todos los medios camuflar y disimular todo distintivo español y de la Armada pero era más que inevitable poder distinguir las diferencias.

R11 JMF 02
El portaaviones Príncipe de Asturias durante la Revista Naval en Barcelona de mayo de 1989 (Jordi Montoro)

El portaaviones Príncipe de Asturias aunque llevara bandera española no dejó nunca de ser un poquito norteamericano, ya que su diseño original provenía del programa SCS (Sea Control Ship). Al igual que la clase Forrestal el portaaviones Príncipe de Asturias también revolucionó a la Armada, después de la experiencia adquirida por el portaaviones Dédalo y de sus más de 20 años de servicio, la Armada se embarcó en la construcción de su primer portaaviones moderno diseñado para operar con los aviones Harrier con los que ya tenía experiencia.

Sus cifras quedaban algo lejos con respecto a las medidas de sus coetáneos norteamericanos, desplazaba más de 17.000 toneladas con una eslora de 195 metros y era capaz de operar con hasta 29 aeronaves. Sus aviones no eran los siempre vistosos y espectaculares reactores que despegaban mediante las catapultas de vapor, los aviones de la Armada eran los versátiles y siempre eficaces reactores Harrier de despegue y aterrizaje en corto o vertical. Por sus únicas características de vuelo el diseño del portaaviones español incluía una rampa (o sky jump) situada a proa que permitía a los Harrier despegar en muy poco espacio con su máxima carga ofensiva; además gracias a la maniobra de despegue inventada por pilotos de Harrier españoles llamada “cruzado mágico”, podían poner en vuelo hasta cuatro aviones en muy poco tiempo, superando el tiempo utilizado por los portaaviones norteamericanos con sus cuatro catapultas.

R11 Seal 01
El equipo Seal del teniente Curran con su helicóptero en el ascensor de proa del portaaviones Príncipe de Asturias, tras ellos se distingue su característica isla (Orion Pictures)

La película nos permite poder ver la sala de briefing de los pilotos, sus camarotes, el hangar y su cubierta de vuelo gracias a su ascensor de proa con uno de los helicópteros Sea King de la Quinta Escuadrilla, concretamente el 01-508 con la insignia de la US Navy tapando las de la Armada.

R11 Seal 02
El actor Ronald G. Joseph interpretando al capitán Dunne observando el aterizaje de un helicóptero en el portaaviones “USS Forrestal” (Orion Pictures)

Los helicópteros

Todas las aeronaves de ala rotatoria son Sikorsky SH-3D Sea King de la Armada Española, además la versión D era la primera diseñada para ejercer misiones antisubmarinas y el 501 fue el prototipo de esta nueva gama y la Armada Española se adelantó a la US Navy en su empleo.

SH3D 01-506 02
Un oportuno guión sirve para tapar una insignia española (Orion Pictures)

Los helicópteros que se pueden identificar por orden de aparición son el veterano 01-501, 01-506, el 01-503 y el 01-508, cabe destacar el 01-501 fue el primer helicóptero Sea King llegado a España, también fue el primero en ser construido con la misión principal de guerra antisubmarina y en su adquisición la Armada Española se adelantó a la US Navy por tanto estos helicópteros fueron los primeros de esta gama en volar.

SH3D 01-506 01
Aterrizaje del “morsa” 01-506 en el portaaviones “USS Forrestal” (Orion Pictures)

El submarino

En dos ocasiones los hombres del teniente Curran utilizan un submarino, la primera vez lo emplean como medio para acercarse y asaltar un buque mercante sospechoso de transportar armas para el grupo terrorista Al Shuhada y la segunda es para ser rescatados frente a las costas de Beirut. En ningún momento aparece el nombre del submarino pero a pesar de los uniformes norteamericanos tanto su exterior como su interior indican que no es un submarino de la US Navy, el protagonista es el Tramontana (S-74).

Tramontana S-74 01
Submarino Tramontana (Armada Española)

El Tramontana es el último submarino de la clase Agosta de origen francés construido causando alta en enero de 1986 y aun sigue en servicio junto a sus hermanos Galerna (S-71) y Mistral (S-73). Como en la película desde el Tramontana también se realizan misiones y ejercicios de inserción de comandos en territorio enemigo no siendo para ellos estas misiones algo muy alejado de la realidad ni perteneciente a la ficción.

Tramontana S-74 02
El submarino Tramontana rescatando al comando Seal (Orion Pictures)

Como en el caso del portaaviones Príncipe de Asturias, se nos brinda la oportunidad de poder contemplar la sala de operaciones del Tramontana y su sala de torpedos. Además una de las secuencias más espectaculares de la película se encuentra al final, cuando el Tramontana emerge del fondo del mar para rescatar a los Seals del teniente Curran.

Bonus Track

Por último dos apariciones más, en la secuencia de apertura de la película los Seals asaltan a un mercante en llamas, al rescate desde el portaaviones USS Coral Sea acude un helicóptero Sea King que no es otro que el anteriormente citado 01-501 de la Quinta Escuadrilla y el mercante es el antiguo petrolero Teide de la Armada Española.

SH3D 01-501 - Teide
Dos veteranos de la Armada protagonistas en la película (Orion Pictures)

El Teide (A-11) causó alta en la Armada en 1956 y fue retirado del servicio en 1988, en la película perdió su color gris y fue pintado de blanco interpretando al petrolero Kuwaiti Star que ha sido asaltado por terroristas.

Para finalizar de camino a embarcar en un avión Lockheed C-130 Hercules norteamericano, el equipo Seal aparece en una base aérea del norte de Chipre, posiblemente se trate de la Base Aeronaval de Rota. De camino al Hercules se pueden apreciar aviones de combate F-18 del Ala 12, algún F-18 de la US Navy y un F-4 Phantom.

Navy Seals insignia