Por increíbles que parezcan los eventos aquí narrados, están basados en hechos reales

Bajo_Diez_Banderas_caratula

La película está basada en el libro y autobiografía de 1955 del autor Bernhard Rogge en cooperación con Wolfgang Frank, bajo el titulo “Schiff 16” en castellano “Barco 16”, publicado originalmente en alemán. En 1957 se publicó en inglés bajo el nombre “Under Ten Flags, the german raider Atlantis”. Y en 1960 el director de cine Duilio Coletti fue el encargado de dirigir la película basada en las experiencias del Atlantis con el nombre de “Bajo Diez Banderas”.

La película fue dirigida por Duilio Coletti, e interpretada por Van Heflin como el capitán Bernhard Rogge, Charles Laughton como el almirante inglés Russell, Mylène Demongeot, John Ericson y Cecil Parker entre otros.

La película fue filmada en Italia y Grecia, algunas tomas en alta mar se rodaron en grandes tanques con agua. Para las tomas en el Atlantis así como en algunas tomas para los buques apresados se utilizó un antiguo mercante italiano, el Maristella. Para el resto se construyeron maquetas.

Maristella
Buque mercante Maristella caracterizado como el Atlantis a su vez camuflado de mercante japonés

El libro y la película relatan la historia del buque corsario alemán Atlantis o buque 16 (Schiff 16), durante su navegación ininterrumpida por el mundo en combate contra la flota civil y aliada durante la Segunda Guerra Mundial. El Atlantis con aspecto de un barco mercante clásico de la época llevaba camuflado un poderoso armamento compuesto por cañones, torpedos, minas e incluso un avión. Su táctica principal era el camuflaje mediante el engaño al adoptar identidades de otros buques y de otras nacionalidades, una vez cerca del objetivo desplegaba su potencial armamentístico y sólo a criterio del comandante se capturaba o se hundía al buque enemigo rescatando a su tripulación.

Atlantis_HSK2_640
Crucero auxiliar Atlantis HSK-2

En la película se incluye una factor determinante y ficticio para cazar al Atlantis, el llamado “mapa de las flores” con el que el comandante Bernhard Rogge podía localizar a los buques de aprovisionamiento para extender su misión. Una vez el Almirantazgo británico logra descifrar el mapa consiguen localizar al Atlantis, aunque en realidad fue algo distinto.

La historia real

La incorporación de este tipo de buques a la Segunda Guerra Mundial proviene de los tiempos de la Primera Guerra Mundial, concretamente a 1911, cuando bajo las ordenes del oficial Wilhem Canaris se creó el Servicio Secreto de Aprovisionamiento de la Marina de Guerra (Etappendienst). Era una red de espías que trabajaban en navieras y compañías petrolíferas, la formaban agentes alemanes y extranjeros simpatizantes con la causa alemana. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial esta red proveía de información a las flotas de corsarios y submarinos, así como de apoyo logístico.

Más tarde a mediados de los años 30 la Kriegsmarine tenía la intención de construir una gran flota naval, este programa se llamaba el Plan Z. Los altos mandos barajaban dos tipos de flotas, construir una gran flota de superficie con algunos submarinos o por el contrario basar su supremacía marítima en la potencia submarina combinado con algunos buques de superficie.

Finalmente se opto por un programa naval más equilibrado de: seis acorazados, tres cruceros pesados, cuatro portaaviones, dieciséis cruceros, veintidós cruceros ligeros, setenta y ocho destructores, noventa torpederos y doscientos cuarenta y nueve submarinos, mas trescientos buques de diversos tipos entre torpederos, minadores y otros buques auxiliares.
Dicho plan de construcción debió de llevarse a cabo entre los años 1939 a 1945 con un coste de 33.000 millones de reichsmark. Evidentemente este plan nunca llego a llevarse a cabo. Con la invasión de Polonia se paralizó y abandonó la construcción naval del Plan Z y todos los recursos fueron destinados a la construcción de la flota submarina de U-Boot.

A medida que se iba desarrollando la guerra, la flota alemana se encontraba demasiado ocupada en Europa para enviar buques capitales y grandes flotas de superficie a todos los escenarios de la guerra. Por un lado ya tenían desplegada a toda la flota de submarinos, y por otro lado necesitaban unidades de superficie para poder anular las rutas marítimas comerciales y de transporte aliados. Aquí es cuando cobran protagonismo los cruceros auxiliares para interferir en esas rutas comerciales, así como dar apoyo a toda la flota submarina en la mar.

Aprovechando la experiencia obtenida en la Primera Guerra Mundial con el Servicio Secreto de Aprovisionamiento de la Marina de Guerra, se decidió desplegar alrededor del mundo los cruceros auxiliares o cruceros interruptores de comercio.

Algunos de estos cruceros auxiliares más conocidos fueron los: Atlantis, Komet, Kormoran, Michel, Orion, Pinguin, Stier, Thor y Widder. Fueron desplegados en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. Su misión principal era la de desorganizar y confundir las patrullas de vigilancia aliadas, romper las líneas de comercio y avituallamiento, dar apoyo logístico a los submarinos destacados en estas zonas y como no, hundir a todos los buques posibles.

Mapa
Mapa del despliegue de los corsarios

En total, estos nueve buques citados, capturaron o hundieron más de 820.000 toneladas, incluyendo un crucero australiano, el HMAS Syndey.

El Atlantis

El crucero auxiliar Atlantis fue construido originalmente con el nombre Goldenfels en astilleros Bremer Vulkan en Bremen-Vegesack, siendo botado en diciembre de 1937 para la naviera Hansa, el 19 de diciembre de 1939 fue transferido a la Kriegmarine quien le daría la utilidad de crucero auxiliar. Para ello fue reconvertido y modificado por la empresa Deschimag.

Atlantis_plano

El Atlantis tenía un desplazamiento de 7.826 toneladas, y unas dimensiones de 155 metros de eslora por 16,6 m de manga y 8,7 metros de calado. Su planta propulsora consistía en dos motores diesel de 7.600 hp., que le daban una velocidad máxima de 17,5 nudos y una autonomía de 60.000 millas náuticas. Dotación, 347 tripulantes.

En su conversión a crucero auxiliar se le añadió el siguiente armamento: 6 cañones de 155 mm. SK L/45, 1 cañón de 75 mm. a proa, 2 de 37 mm. SK C/30, y 4 antiaéreos de 20 mm., además de 4 tubos lanzatorpedos de 533 mm., capacidad para tareas de minado y una catapulta para hidroaviones Heinkel He-114C.

Atlantis_cañones
Detalle de la artillería del Atlantis (imagen vía Ahoy – Mac’s Web Log)

El crucero auxiliar entró en servicio en la Kriegsmarine con el nombre de Atlantis HSK-2 (HSK / Handelsstörkreuzer) o Schiff 16 (nave 16) al mando de Kapitan sur zea Bernhard Rogge, empezando su travesía el día 31 de marzo de 1941 camuflado de carguero noruego y en alta mar cambiando de camuflaje y bandera a crucero auxiliar ruso.

Sus capturas

El Atlantis en sus 603 días de navegación ininterrumpida (récord aun no batido), hundió a 16 buques con un tonelaje acumulado de 107.565 toneladas, y capturó a otros 6.
A pesar de que todos y cada una de los ataques y capturas son muy interesantes, sobre todo por los distintos métodos de captura y tácticas de combate, destacaré dos al ser los más decisivos en la misión y vida operativa del Atlantis, el carguero SS Automedon y el buque de pasajeros Zamzam.

SS Automedon era un carguero de 7.530 toneladas de bandera inglesa, fue interceptado y hundido el 11 de noviembre de 1940 cerca de las islas Nicobar en la Bahía de Bengala. En él se capturó una importante valija de correo secreto del almirantazgo británico que no se pudo destruir a tiempo antes de que la tripulación del Atlantis se hiciera con el control del buque. El correo iba dirigido a Robert Brooke Popham, comandante en jefe del Mando Británico del lejano Oriente ubicado en Singapur. El correo secreto del SS Automedon no solo contenía ordenes al comandante Brooke, si no también tablas de encriptación descodificadas, ordenes para la flota, instrucciones de artillería e informes de la inteligencia naval.

Automedon
SS Automedon

Además había documentos especiales del gabinete de guerra inglés, con ordenes de batalla para las fuerzas británicas navales y terrestres, informes completos de las defensas de Singapur, e instrucciones sobre los roles que deberían de adoptar los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda en caso de que el Imperio de Japón decidiera entrar en la guerra en el bando del Eje alemán.

El capitán del Atlantis, Bernhard Rogge, al ver la importancia de estos documentos puso rumbo al Japón, después de hundir al SS Automendon con explosivos y transferir a los prisioneros a otro buque capturado el día anterior, el SS Ole Jacob.

Se cree que la captura de este correo secreto británico y su posterior entrega y visualización por parte del gobierno nipón fue decisivo para que el Imperio japonés entrara en la Segunda Guerra Mudial por todo lo alto y como no, del bando del Eje. El capitán Bernhard Rogge fue condecorado en Japón además de ser obsequiado por el mismo Emperador de una katana samurái.

El buque de pasajeros Zamzam con bandera egipcia fue interceptado el 17 de abril de 1941, este buque cubría la ruta Nueva York a Ciudad del Cabo. En el ataque del Atlantis destaca la heroica actuación de la tripulación del Zamzam que al verse atacada huyó en los botes salvavidas dejando a su suerte a todo el pasaje, unas 200 personas. En cuanto la tripulación del crucero auxiliar alemán capturo a toda la carga útil, transfirió al pasaje a bordo del Atlantis, incluido un fotógrafo de la revista LIFE, David E. Scherman. Aunque parte del material gráfico fue requisado por los alemanes, pudo esconder algunos rollos de fotografías. Cuando regreso a Nueva York publicaría las imágenes en la revista, revista que llegaría a manos del Almirantazgo británico.

Zamzam
Hundimiento del Zamzam, imagen tomada por David E. Scherman

El 22 de noviembre de 1941, se encontró con el submarino alemán U-126 para avituallarlo de combustible y víveres, a unos 800 kilómetros al sur de la isla de Sta. Elena. Ese mismo día los interceptó el crucero inglés HMS Devonshire que no dudo en abrir fuego contra las dos naves, además de desplegar su hidroavión como apoyo del ataque.

HMS_Devonshire_640
HMS Devonshire

Ante la clara inferioridad de velocidad del Atlantis, su comandante puso proa al crucero mientras enviaba señales de radio de buque mercante atacado con una identidad falsa. Al principio pareció dar resultado, el HMS Devonsire se mantuvo a distancia de sus baterías de cañones principales pero sin disparar, esperando la confirmación de la identificación correcta del buque al que atacaban. La correcta identificación se obtuvo gracias a las fotografías tomadas por el periodista David E. Scherman en el ataque del Zamzam, que se publicaron en la revista LIFE el 23 de junio de 1941.

Pasada una hora y con la confirmación de que era el Atlantis, el comandante del HMS Devonshire puso rumbo a toda máquina hacia el Atlantis disparando con sus baterías principales de 200 mm., lo detuvieron seis impactos causándole siete bajas.

Dando el barco por perdido el mismo capitán Rogge y un teniente colocaron cargas explosivas en los depósitos de munición haciendo desaparecer al Atlantis en una gran explosión.
El crucero inglés HMS Devonshire huyó a toda máquina sin rescatar a ningún superviviente por temor al submarino que se sumergió al empezar el combate.
El U-126 en cambio, consiguió rescatar a 308 supervivientes, 55 en el interior del submarino y 52 en el exterior, el resto 201 hombres fueron remolcados en cuatro botes salvavidas. Al rescate de los supervivientes acudió el buque de aprovisionamiento alemán Python.

El 1 de diciembre de 1941 mientras aprovisionaba a los submarinos U-A y U-126, fueron atacados por el crucero inglés HMS Dorsetshire. El resultado fue el hundimiento del Python, mientras que el crucero ingles no recogió a ningún superviviente otra vez por miedo a los submarinos en la zona.

El rescate lo llevaron a cabo los submarinos amigos en la zona, los U-124 y U-129 alemanes, y los italianos Luigi Torelli, Enrico Tazolli, Giuseppe Finzi y Pietro Calvi, a rescatar a 414 hombres repartidos en botes y balsas salvavidas.

Al final de su vida como marino de guerra el kapitan sur zea Bernhard Rogge, había sido premiado por su trabajo con 9 condecoraciones, que incluían la Cruz de Hierro de 2ª y 1ª clase en 1914, Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro en 7 de diciembre de 1940, Insignia de Guerra de los Cruceros Auxiliares con brillantes en 31 de diciembre de 1941 o la medalla de la Orden del Santo Tesoro en Japón entre otras.

Benhard Rogge se jubiló de la Bundesmarine con el grado de contraalmirante en 1962, muriendo en 1982.

Benhard Rogge
Benhard Rogge

 

 

Información adicional, listado de capturas del Atlantis.